-->

1 oct. 2017

If I Was Your Girl ~ Meredith Russo

Amanda Hardy es la chica nueva del instituto de Labertville, Tennessee. Como cualquier otra chica, todo lo que quiere es hacer amigas y encajar. Pero Amanda tiene un secreto. Hay una razón por la que se cambió de escuela en su último año, y por la que está decidida a no acercarse demasiado a nadie.
Y entonces conoce a Grant Everett. Él es distinto a cualquiera que haya conocido y Amanda no puede evitar dejarle entrar en su vida. Cuanto más tiempo pasan juntos, más desea ella compartirlo todo... incluido su pasado. Pero teme que si le cuenta la verdad Grant no será capaz de ver nada más en ella.

Porque el secreto de Amanda es que antes la llamaban Andrew.









Debo admitir que me gustó mucho este libro, pero… Siempre hay un pero…. Para ser una historia que toca la transexualidad siento que se queda un poco corta. Les explico.
Yo no soy una experta en el tema, tampoco he leído millones de historias con protagonistas transgénero, pero soy una persona que está abierta a conocer más sobre esto, por lo que cada pequeña oportunidad que se me presenta para conocer más sobre el tema, la tomo, y esa fue una de las razones que me llevo a leer el libro.
Hasta el momento, solo había leído el arte de ser normal, por lo que solo tenía una referencia (en cuanto a libros se refiere). A diferencia de el arte de ser normal, If I was your girl no toca en profundidad esto de la transición puesto que nuestra protagonista ya pasó por ella, es decir, tiene un enfoque totalmente diferente de lo que es la vida para una persona transgénero, o al menos, eso es lo que trata de mostrarnos.
Si es cierto, que en algunas ocasiones nos muestran flashbacks de cómo era la vida de Amanda antes y durante la transición, en donde podemos ver lo dura que ha sido su vida, todo lo que ha tenido que enfrentar con los ataques transfobicos que tuvo mientras estudiaba y empezaba a ser quien en realidad era.
Pero en mi humilde opinión lo poco que nos muestran  de la vida de Amanda antes del inicio de la historia no es suficiente y nos genera ciertos huecos argumentales, porque tú como lector debes adivinar o suponer ciertas cosas que no quedan del todo claras.
Al ir avanzando en la lectura vas olvidando que nuestra protagonista es una chica transgénero, lo cual es bueno… De cierta forma, ya que simplemente nos permite seguir el día a día de Amanda, ver como se adapta a este nuevo colegio, hace nuevos amigos, va a fiestas y se enamora por primera vez, como cualquier chica normal.
Aunque, ocurren algunas  situaciones en las que siento que la autora no logro explicarse bien, ya que cuando se escribe sobre este tema los autores deben abordar ciertas explicaciones para que los lectores que no tienen tantos conocimientos sobre la transexualidad puedan entender y aprender.

Más obviando el hecho de que en algunas ocasiones tuve que recurrir a la ayuda de mi querido amigo Google… Este libro me dio una tarde súper tierna, a ratos lo sentía más como otro típico romance juvenil más del montón, pero no uno de los malos, sino uno de los dulces que te terminan enganchando. 






Hum… Ahora que lo pienso ninguno de los personajes resulta ser muy memorable.
De hecho, este libro lo leí hace como uno mes o dos y pues… No me acuerdo de todos los personajes ¡fue tan fácil olvidarme de ellos! Más esto no se debe a mi memoria de Dory sino a que los personajes no son muy relevantes para la historia ni poseen mucho desarrollo, tampoco poseen personalidades muy fuertes o interesantes, y si lo pienso detenidamente, las amigas de la protagonista son demasiado genéricas. La religiosa, la popular y bella, la amiga bisexual, la que piensa que la vida es un asco, y la que es tan dulce como un algodón de azúcar.  
Nuestros protagonistas por otra parte… Si son interesantes, son tiernos, poseen un buen desarrollo, sus secretos, pero, ambos suelen ahogarse en un vaso de agua, lo cual te hace rodar los ojos de vez en cuando, más se adapta a la edad de los protagonistas, por lo que no lo veo como un gran fallo.
No sé cómo clasificar al padre de Amanda, en algunas ocasiones lo odiaba a muerte, en otras me parecía relativamente tierno, y luego me volvía a caer pesado. No sé si esas fueron las intenciones de la autora para así podernos mostrar la complejidad de la relación que Amanda posee con su padre, pero de a ratos lo siento algo forzado. 






If I was your girl es un libro muy tierno, pero que peca por ser muy teen y poco complejo, en donde las situaciones en algunas ocasiones resultan ser muy convenientes, muy perfectas o ambas.
No trato de decir con esto de que los libros de temática trans deban ser trágicos para que yo no los tilde como muy simple y poco realistas, sino más bien creo que no deberían desperdiciar a un personaje trans que puede ofrecernos una historia muy interesante con muchos matices en una típica novela para adolescentes. 


2 comentarios:

  1. No había escuchado hablar del libro, pero se ve muy interesante, y tampoco he leído libros donde algún protagonista sea transgenero, pero es un tema del cual me gustaría saber más. A sí qué lo estaré buscando por allí.

    SALUDOS XOXO, ya te sigo :)

    pd, Te recomiendo que pongas el link de tu blog en tu perfil de google, ya que fue a donde me mandó cuando dejaste comentario en mi blog, y no apareció tu enlace, así que tuve que googlearlo, no creo que toda la gente lo haga, así que te recomiendo hagas eso, o te cambies al perfil de blogger, para que directamente los enlace con tu blog. :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jess!!
      El libro es... bueno. Te entretiene y es super dulce, pero es a mi parecer, más una lectura ligera. Si buscas un BUEN libro que hable sobre las transexualidad te recomiendo el arte de ser normal de Lisa Williamson.
      Gracias por seguirme y por tu útil consejo! :)
      Nos estamos leyendo pronto ¡Saludos!

      Eliminar